El cartel que revolucionó la publicidad

¿Irías con más cuidado si fueras tú quien se quedara embarazado?

Esta fue la frase que se le ocurrió a Jeremy Sinclair cuando se traía entre manos una campaña publicitaria para promocionar el uso de anticonceptivos en Inglaterra allá por 1970 y pensó en la imagen de un hombre embarazado. Ni siquiera hizo un boceto porque supuso que la idea no valía la pena.

La campaña la encargó el estamento Health Education Council a una pequeña agencia publicitaria llamada Cramer Saatchi.

Después de analizar varias propuestas, todas ellas sin futuro publicitario, Sinclair expuso la idea a su jefe Charles Saatchi que nada más oirla quedó impresionado y le pidió que se pusiera manos a la obra.

El resultado: un cartel que daría la vuelta al mundo y que cambió la manera de concebir las estrategias publicitarias. Nunca antes se había visto un cartel con un concepto similar.

 

Al poco tiempo Cramer abandona la agencia para dedicarse al cine y le sustituye el hermano de Charles, Maurice Saatchi. Nace así la que en su momento fue la agencia más famosa y reconocida dentro del difícil mundo del diseño publicitario: Saatchi & Saatchi

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: