500.000 muñequitos de Elvis: el poder del merchandising

Trás la emisión de este anuncio publicitario se produjo una demanda tan grande de muñecos de Elvis que la marca de automóviles distribuyó medio millón de estos muñequitos por gasolineras, supermercados, tiendas de juguetes…

La canción (King of the road) ni siquiera es interpretada por el propio Elvis -cuestión de derechos de autor- sino que es una versión de uno de sus miles de imitadores (The King)

Este puede ser uno de los ejemplos que ilustran cómo a veces el impacto del merchandising anecdótico puede llegar a anular al propio anuncio. Al cabo de un tiempo, todos recordaban al pequeño muñeco moviendo las caderas, pero eran muy pocos los que recordaban de qué marca era el coche del spot, a pesar de los premios que recibió:

– 48º edición del Festival Publicitario de Cannes

– Premio “Medio Minuto de Oro”

 

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: